.

"A través de la escritura me relaciono con todo." Marcela Ramírez





domingo, 19 de mayo de 2019

Manifiesto antimanicomial | Isabel Romero

Deseo que esto cambie
que nosotros podamos estar afuera
con los demás.
Insertarnos en la sociedad
y que no seamos más loquitos.
Deseo que nos traten
como seres humanos
y no seamos discriminados.
Deseo buena comida,
buena ropa de cama,
intimidad.
Deseo que no haya violencia.
Deseo cuidar y ser cuidada.

lunes, 18 de febrero de 2019

Mi vida en 30 capítulos | Rodolfo Aicardi



 Un adelanto de "Mi vida en 30 capítulos", autobiografía de Rodolfo Aicardi que editamos desde GUAU!y que presentaremos próximamente.




 Cap 15
 La foto de mis hijos.
En el Ariston, tuve un oasis en medio de la tempestad.
A la mañana, llamaba a la cocina desde el teléfono del cuarto y pedía el desayuno a la habitación. Me respondía una voz femenina: “cómo no, señor”.
A los pocos minutos, golpeaban suavemente la puerta, abría y una mucama con uniforme negro, delantal con puntillas blancas y perfumada, me decía solamente: “Buenos días, señor, acá está su pedido”.
Me entregaba la bandeja de acero inoxidable con el café en un recipiente (fuerte como a mí me gusta) y la leche espumosa en una jarrita. Jugo de naranja, cuatro tostadas, manteca y dulce de naranjas (a veces, de duraznos).Como no me veía nadie, perdía todo modal delicado. Devoraba todo a lo salvaje. En la mesita de luz tenía en un portarretratos de acrílico una foto de Lucrecia y Federico subidos a un árbol. Esta foto la había sacado yo cuando fuimos de vacaciones a Haureguiberry (Uruguay). En ese momento, tenía un Reanult 12 azul, ¡qué máquina!
Me vestía, previa ducha y salía a caminar por la peatonal.
Usaba un perfume que había comprado en el super, se llamaba “L’Uomo”. Mataba. No sé a quién, pero me hacía sentir bien. Muy bien.





 

jueves, 26 de julio de 2018

Manifiesto antimanicomial | Romina Ávila

Los ausentes se perderán.
Todo el mundo clama su verdad.
Dale frutos a algo que vendrá
que fresca está la pintura
que no pintará.
El frío condena las almas
que no se hallarán,
el fuego quema tanto
que las cenizas consumirá.
No busques el caos
porque lo encontrarás.
Hay fuego en sus ojos
y el verdugo los cerrará.

(Esto es política: defender a la gente.)

Los guardianes de la noche
no se ausentarán.
Los guardianes perdidos
se encontrarán.


Soy una mensajera
que solo escribe en un papel,
soy una guardiana

que vivirá por el ayer.

martes, 24 de julio de 2018

Manifiesto antimanicomial | Andrés Otaduy III

Quiero que se cierren los manicomios y que las personas que tienen casa y familia puedan volver a su seno y sean tratados en un régimen ambulatorio por profesionales capacitados. Y que aquellos que no tienen casa ni familia puedan vivir en casas asistidas con personal idóneo.
Los más viejos deberían ser trasladados a geriátricos dignos. Que los jóvenes que padecen adicciones reciban tratamiento en espacios adecuados a sus problemáticas.
Deseo que a las personas que están capacitadas y en condiciones de trabajar se los ayude a conseguir un trabajo digno con un salario que les permita vivir tranquilamente.
Que todos seamos aceptados por la sociedad como parte de ella.
No somos locos.
No somos inválidos.
No somos ciegos.
No somos ignorantes.
No somos tontos.
No somos vagos.
No somos insensibles.
No somos mudos:
¡Queremos nuestra libertad!



ACA (Acción Colectiva Antimanicomial)

GUAU! | Taller de Escritura Centro Cultural Nise

miércoles, 25 de octubre de 2017

fulgor sonoro

Fulgor sonoro es una colección de plaquetas que inicia con la edición de cinco autores de GUAU!


La mariposa de Miguel Ángel Astrada

Affaire internacional de Norma Flor
Adán y Eva de Ramón Garay
Più avanti! de Andrés Otaduy III
El árbol de la vida de Jonathan Vara


Aquí, una selección de los textos publicados:



Una mariposa es como un lirio
que brilla al amanecer y tiene
muchos colores blanco-negro-
violeta- amarillo y tiene que
posarse en una rama para saber
volar y después sale al aire y se diluye.

Una mariposa es un elemento
que se expande sobre superficies terrestres.

Miguel Ángel Astrada



Allí conocí al cantante Armando Manzanero. Era tan bajito que apenas se lo veía en los suntuosos sillones. Pero el furor fue cuando llegaron Sandro y Leonardo Favio con su esposa Carolita. Todo Asunción se revolucionó. Tal era la cantidad de admiradoras y su fanatismo que hasta sobornaban a los botones para poder subir a las suites de los artistas. Fue todo un acontecimiento en el Paraguay.
Norma Flor
Fragmento de Affaire internacional.



Luz blanca

La noche
termina
comienza
el amanecer
mortecina luz
comienza a alumbrar
delicada luz
del amanecer blanco.
                              Ramón Garay



Imagen naïf
Apareció una imagen naïf en el portón del garage de mi casa de 27 de Febrero en Rosario. Es una imagen aniñada.
Naïf eran Los Tres Chanchitos. Uno de ellos era Pinky, el que construía la casa de material. Cuando vimos la pelícua, mis padres empezaron a llamarme Pinky (rosadito) por mis cachetes. Ahí no sé si no hubo una chanza de mi viejo porque mi abuela se llamaba Rosa. Pinky, como Rosita, yo era varón pero me llamaba así. Cuando cumplo doce le dije a mi hermano que quería que me dejaran de llamar así. Había perras, una locutora, mujeres a las que llamaban así. Con él acordamos que me iba a llamar Andrés y mi madre, Iris (era de observarme mucho), se negó a dejar de llamarme Pinky. A mí me daba bronca y como yo no le respondía, comenzó a llamarme Andrés.

Andrés Otaduy III




En tu barco siempre te va a llevar tu mejor amigo
o tu novio
vamos a salir a pescar a la Florida
peces: moncholos, carpas, surubíes
Vamos a comer fritos
con sal, vinagre, perejil
beberemos cerveza o una gaseosa grande
una Sprite.
                                                 Jonathan Vara